viernes, 19 de enero de 2018

+ Retratos a lo grande +

Empezamos el año con sencillez, en un pueblo de Almería, con imágenes de gente anónima, de aquella que bebe su sabiduría de la tierra y de la experiencia. Hoy, por contrastar, nos vamos al otro extremo: una gran ciudad, con sus prisas y sus volúmenes vanidosos, y retratos de gente famosa. Recuerdo que cuando estudiaba en la facultad tenía un profesor que nos decía “todos los sellos son bonitos”. Y es cierto, porque las miniaturas tienen un encanto por sí mismas, un universo de detalles y sugerencias recogido en unos pocos centímetros. Pero en los formatos grandes es donde uno se la juega. Para empezar por un motivo práctico, si no queda bien tienes un voluminoso engendro dando vueltas por la casa o por el taller. Pero sobre todo porque en las grandes superficies no hay engaño o simulación, todos los errores y defectos se hacen evidentes.

El retrato del que os quería hablar es del cantante Leonard Cohen. Este gigantesco graffiti se ha realizado en Montreal, ciudad donde nació Cohen en 1934, con el patrocinio del MU, organización dedicada a convertir esta ciudad canadiense en un museo al aire libre. La existencia de una sociedad con estos objetivos es ya de por sí sorprendente, pero esto debería ser el tema de otro día… El encargo de esta monumental pintura se debe a celebrarse el primer aniversario de la muerte del músico. Y ha sido realizada por Miles McGregor, oriundo de Los Ángeles, conocido con el pseudónimo El Mac (@mac_arte). Es un artista, como podemos comprobar, sin miedo a los retos. El resultado, acertado: al utilizar colores tierras y ocres hace que la imagen aparezca amable, integrada en el entorno, sin estridencias, un recuerdo cariñoso de alguien que ya no está. (Foto @olivier_b)




- Semana 14 - Inma


- Semana 14 - Isabel


- Semana 14 - Joana B.


- Semana 14 - Julia


- Semana 14 - Maria Antònia


- Semana 14 - Marga P.


- Semana 14 - Mercè


- Semana 14 - Momo


- Semana 14 - Montse


- Semana 14 - Natalia


- Semana 14 - Rafa


- Semana 14 - Silke


- Semana 14 - Carmen C.


- Semana 14 - Coloma C.


- Semana 14 - Emma


- Semana 14 - Eva


- Semana 14 - Geni


- Semana 14 - Greta


viernes, 12 de enero de 2018

+ Retratos para empezar +


Ya estamos aquí de nuevo, con un montón de ilusión y ganas de trabajar, que los descansos siempre ayudan a recargar pilas. Yo estuve unos días en la provincia de Almería. No para ver los invernaderos, sino para practicar senderismo. Aunque toda la fama de Sierra Nevada se la lleva Granada (los picos más altos están allí), también hay una parte del Parque Natural en Almería, que fuimos a patear con mi amiga Mar. No pensé ver exposiciones, porque íbamos a disfrutar del paisaje de montaña, pero el arte siempre sale al encuentro. En uno de los pueblos de la zona, donde estuvimos tomando unas tapas, descubrí una exposición permanente de fotografía al aire libre.

Se trata de Almócita, villa de casas blanqueadas y calles que siempre suben y bajan para sortear la pendiente. Allí, sobre sus encalados muros, encontré unas fotografías cuidadosamente enmarcadas, para poder soportar las inclemencias del tiempo. Los retratos mostraban a los vecinos del pueblo, en blanco y negro, con algún pequeño virado de color. Las posturas, las miradas, las sonrisas, estaban llenas de contenido, elegantemente tomadas, exquisitamente compuestas, con el cariño y la delicadeza de alguien que está hablando de su gente.

Esta muestra titulada “Almomuseum, Arte a pie de calle” fue premiada por el Área de Cultura de la Diputación de Almería. Y como ella misma explica en la descripción del proyecto: “Este recorrido fotográfico es fruto de distendidas y amenas charlas en las que se han recopilado anécdotas, refranes y canciones que nos permiten imaginarnos cómo era la Almócita de antaño, su día a día. Al ser narrada por ellos, el pasado se vuelve fresco, lleno de sentimientos y nostalgia. Son nuestros mayores, aquellos en los que el tiempo ha dejado huella y que a su vez han dejado huella en el tiempo, los testimonios vivos de Almócita y su entorno, de sus parras, sus almendros y sus olivos, la solana y el plomo, el río y sus arenales. Un homenaje a la generación que con su experiencia y su sacrificio lograron un pueblo del que nos sentimos orgullosos, por lo que hemos querido recordar sus historias, los bailes en el almacén de Clotilde, el acordeón de Paca García, el “boli-troli”, el trinche, los roscos de vino, las rosas en el lebrillo, los baños en la balsa de las Espeñuelas, la faena de la uva y, como no, la procesión de San Blas. Los almociteños no han dudado en abrir sus puertas para crear un collage de imágenes entre el pasado y el presente, para que todo aquel que tenga la oportunidad de disfrutar esta exposición se sienta, por un instante, parte de Almócita”.









- Semana 13 - Nora


- Semana 13 - Nuria


- Semana 13 - Pía


- Semana 13 - Rafa


- Semana 13 - Anabel


- Semana 13 - Ángeles


- Semana 13 - Bel


- Semana 13 - Coloma C.


- Semana 13 - Coloma M.


- Semana 13 - Emma


- Semana 13 - Eva


- Semana 13 - Geni


- Semana 13 - Greta


- Semana 13 - Joana B.


- Semana 13 - Julia


- Semana 13 - Kirsty


- Semana 13 - Marga P.


- Semana 13 - Mercè


- Semana 13 - Momo


- Semana 13 - Natalia


viernes, 22 de diciembre de 2017

+ Imagina el 2018 +

Estaba buscando algún artista especial, con el que poder felicitaros estas fiestas y dar la bienvenida al año nuevo que llega. Y lo he encontrado. Janet Echelman (echelman.com) es una mujer capaz de imaginar, segura de sí misma y con una historia sorprendente bajo el brazo. Rechazada en varias escuelas de Arte de su país, se dedicó a la pintura de forma autodidacta durante 10 años. Más tarde, viajó con una beca para profundizar esta disciplina en la India, con el compromiso de realizar una exposición final en Mahabalipuram. Llegado el día de la inauguración, sus lienzos se habían quedado por el camino, no llegaron. Algo debía exponer, y paseando por la playa se fijó en los pescadores locales tejiendo las redes. De repente percibió el material y sus posibilidades de una forma totalmente nueva, y realizó una escultura con redes y la ayuda de los pescadores, que fue el inicio de una trayectoria sorprendente. La convicción en el valor de lo que hacía, la entrega a su labor y las casualidades de la vida, la han llevado a instalar esculturas de mallas y también de vapor de agua en Madrid, Londres, Montreal, San Diego, Praga, Huston, Nueva York, Rotterdam… Muchas de ellas se quedarán de forma permanente, y han tenido que ser diseñadas para resistir el viento ¡de un huracán!

No podéis dejar de ver el video donde lo explica en las jornadas TED. Esta charla ha tenido tanto éxito, que ha sido subtitulada en 34 idiomas, bajo el lema “tomar la imaginación en serio”. Basta que activéis el subtítulo español en el símbolo de la parte inferior derecha del video para poder seguir a Janet en su periplo vital.

https://www.youtube.com/watch?v=9YekkGz1E2k

Aquí os dejo algunas fotos de su montaje en el Oxford Circus, el lugar más concurrido de Londres ¡Feliz navidad y un año nuevo lleno de imaginación!